Tanto si eres un desarrollador que diseña apps para compartir fotos entre millones de usuarios de móviles como si estás gestionando operaciones clave para tu negocio, necesitas acceso rápido a recursos informáticos flexibles y de bajo coste.

Hemos empezado a utilizar casi todas las aplicaciones de AWS. Se trata de una solución fácil para cualquier negocio de internet que quiera saltar al siguiente nivel.
AirBnB

Con Amazon Web Services (AWS) no tienes que hacer grandes inversiones en hardware ni pasarte horas manteniendo en buen estado tus equipos y servidores. En lugar de eso, podrás contratar la capacidad de computación que necesites para hacer realidad tu nueva y brillante idea u operar tu departamento de IT. Tendrás acceso, de manera casi instantánea, a cuantos recursos necesites y pagarás únicamente por lo que uses.

AWS permite a pequeñas y grandes empresas dejar de invertir en una infraestructura informática física y su mantenimiento, y poder destinar estos recursos a nuevos ámbitos innovadores. En concreto, puedes hacer que tus equipos de ingenieros se centren en desarrollar proyectos que ayuden a tu negocio a crecer en vez dedicarse a mantener la infraestructura informática, que es importante, pero que raramente marcará la diferencia con respecto a tus competidores. AWS te ayudará a arrancar tu negocio rápidamente y te permitirá hacerlo crecer, de acuerdo con tus necesidades.