A José Antonio Mollá, fundador de Castellanisimos, crecer en la cuna del calzado, Alicante, le marcó profesionalmente. A los 19 años empezó a fabricar zapatos diseñados por él mismo, pero tras doce años de trabajo intenso y muchos éxitos, la crisis acabó con el sueño de su juventud. Fue entonces cuando inició la aventura de los zapatos de ejecutivo y, ahora, con su propia marca participa este año, por primera vez, en Prime Week.

“Trabajaba en la fábrica de calzado de unos vecinos. Me gustaba mucho el diseño y me animé a crear mi marca. Empecé a fabricar en el garaje de casa de mi abuela cuando terminaba mi jornada laboral”, explica José Antonio. Allí empezó todo. En 1994, sus zapatos salieron al mercado: “Fue una etapa muy bonita: cuando vi mi primer zapato fue un éxtasis, una satisfacción”, confiesa José Antonio.
“Pero en 2006, con la crisis, tuvimos muchos problemas”, relata José Antonio con la nostalgia de quien vio desmoronarse un proyecto de juventud. “Tuvimos que empezar de cero y tenía claro que quería seguir vendiendo algo que fuera mío”.

El calzado de los indios

“Por aquella época viajaba en avión y en tren y me fijaba mucho en los zapatos de los ejecutivos y de allí nace Castellanisimos en 2011”, relata José Antonio, una marca que se inspira en el tradicional zapato castellano o mocasín.

Aunque este zapato ha acabado en los pies de directivos, su origen es bien diferente. Hay que viajar hasta EE. UU.: era el zapato de cuero y suela dura que calzaban los indios nativos americanos.
Y de los indios americanos, a la mediterránea Alicante y a la fábrica de José Antonio, donde vive entre hormas de zapatos, suelas, tacones y borlas, y se apasiona contando su lucha diaria para cumplir su sueño: “Queremos llegar a un gran número de personas para que nos conozcan y prueben nuestro producto”. Según él, una buena fórmula para conseguirlo es a través de Amazon: “Nosotros utilizamos su magnífica logística para llegar a más clientes. A día de hoy, nuestros mocasines viajan desde Alicante hasta Francia e Italia”.

Un zapato con sufijo

“Los castellanos de Castellanisimos son de fabricación artesanal”, cuenta José Antonio que añade: “He unido un producto que se fabrica a mano con la tecnología más moderna para venderlo online”. Y es en este punto donde aparece Amazon.
Ahora la marca está preparando su primera Prime Week: “Amazon es un escaparate y una empresa que da mucha confianza. Esta será nuestra primera vez en esta semana de ofertas y esperamos vender muchos castellanos”.
Este alicantino con extenso recorrido empresarial se siente como el primer día: “Me siento orgulloso de seguir siendo la misma persona que con 19 años montó su empresa en el garaje de su abuela”.