La gallega Marta Fraga ha vivido en primera persona algunos de los momentos clave de la historia de Amazon.es: el lanzamiento de la web, los primeros pasos de Kindle en nuestro país… Ahora, desde la sede central de la empresa en Seattle (EE.UU.), Marta se encarga de que los dispositivos Kindle viajen en perfecto estado a casa de los clientes de Amazon de varios países del mundo.

Lo que más me gusta de trabajar en Amazon es que es una meritocracia, y si tu rendimiento es alto, te van a compensar, te van a ayudar a crecer.
Marta Fraga, Senior Operations Manager de los dispositivos Kindle

Un primer pedido ‘monstruoso

Septiembre de 2011. Marta formaba parte del equipo de 20 personas que trabajó durante meses en Amazon.es. Su trabajo, en prácticas, consistía en comprobar que todo funcionara correctamente en la nueva web antes de que los clientes pudieran verla. "Recuerdo los nervios del día del lanzamiento. A medianoche estábamos todos conectados, refrescando la página una y otra vez hasta que la vimos publicada. ¡Fue súper emocionante!", explica Marta.

Desde entonces han pasado casi cinco años y Marta todavía conserva el que fue el primer pedido de la historia de Amazon.es: un peluche del monstruo de las galletas. "Lo que más me gusta de trabajar en Amazon es que es una meritocracia, y si tu rendimiento es alto, te van a compensar, te van a ayudar a crecer". A Marta, ese crecimiento le ha llevado a cruzar el Atlántico para trabajar como Senior Operations Manager de los dispositivos Kindle en Seattle, ciudad en la que Amazon cuenta con más de 25.000 empleados.

Siempre es como el primer día

Marta tiene su oficina en Day 1 North, uno de los más de 30 edificios de la compañía en la ciudad. "En Amazon tenemos el dicho de que cada día es como el primer día en la empresa (still day 1), cuando llegas con un montón de ilusión e ideas nuevas. Nos encanta mejorar, innovar, mantener esa frescura".

Su día a día lo componen reuniones con compañeros de todo el mundo, desde Europa hasta China, además de viajes frecuentes y pruebas de laboratorio. "Mi misión es que los dispositivos lleguen a los clientes cuando tienen que llegar, en buenas condiciones y correctamente registrados, para que puedan empezar a utilizarlos desde el minuto uno".

¿Y al acabar el día? Además del karaoke ("una tradición del equipo que lanzó Amazon.es que yo he importado a mi actual equipo", explica Marta), la escalada ocupa gran parte de su tiempo. Y por supuesto, las charlas por el ordenador con su familia y amigos en España. ¿Lo que más echa de menos de su país? "El jamón, las croquetas, las empanadillas y todo lo que cocina mi madre: la comida española no tiene comparación en ningún lugar del mundo".