David González tiene 22 años y su trayectoria empresarial es abrumadora. A pesar de su juventud, ya son tres los negocios que tiene en su currículum; el primero lo impulsó con solo 13 años. A los 18 creó otro dedicado a la innovación en el ámbito del software, llegando a gestionar un equipo de 8 personas. Y con 20 años fundó una consultoría de innovación y eficiencia empresarial que le llevó hasta Iberic Box, una startup a la que primero asesoró y después se acabó uniendo en 2016 para convertirse en su CEO.

Dosis ibéricas
“Desde hace un par de años estoy inmerso en el mundo del jamón para aprenderlo todo porque mi experiencia era en el mundo de la tecnología y no de la alimentación”, cuenta este leridano de energía inagotable que dejó los estudios universitarios y ahora se dedica a innovar con un producto artesanal: “El jamón es arte, es poesía y nosotros queremos que forme parte de nuestro día a día a modo de tentempié”. Por esto desde Iberic Box han creado las dosis ibéricas para Amazon: “Una caja de 12 sobres cada uno de 30 g de jamón, lomo, chorizo y salchichón con sus picos de pan correspondientes y pinzas de bambú para no ensuciarse las manos”, explica David con una pasión envidiable. “Nuestro objetivo es que el cliente pueda consumir ibéricos en cualquier lugar y momento. Al ser una ración de 30 g, ganamos en conservación y optimizamos el consumo”.

Escandalosamente jóvenes
Con un equipo de seis personas que no supera los cuarenta años, están consiguiendo posicionarse como startup de referencia en el mundo de los ibéricos. “Nuestros productos son de calidad ya que seleccionamos cuidadosamente los proveedores”, asegura Luna Calderón, Responsable Financiera.
Iberic box dio un salto en 2016 cuando sus monodosis de jamón ibérico subieron a los aviones: “Conseguimos crear un producto con poco valor añadido y fácil de utilizar durante un vuelo”, explica David. “Estamos siempre innovando, en constante transformación, queremos convertir el comer jamón en una experiencia gourmet en cualquier lugar del mundo”. María afirma que los éxitos cosechados hasta el momento no son fruto de la casualidad: “Más que un equipo de trabajo somos una gran familia y todos nosotros somos unos enamorados de la gastronomía”.

Nuestro objetivo es que el cliente pueda consumir ibéricos en cualquier lugar y momento
David González, CEO de Iberic Box

Jamón en un clic
“Al principio estábamos ofreciendo jamón en puntos de venta tradicionales y nos dimos cuenta de que nos olvidábamos de una parte de los consumidores”, cuenta Luis G. Fernández, Responsable de Producción y Calidad. “Amazon nos permite llevar la experiencia del jamón a este público en un solo clic”, añade. En 2017, Iberic Box ha empezado a vender a través de Amazon gracias al programa Launchpad que ofrece herramientas de apoyo en la gestión y de marketing a emprendedores para vender sus productos innovadores a millones de clientes.
David cuenta que esperan ansiosos la reacción de los clientes de Amazon durante estas Navidades: “Además de las dosis ibéricas, hemos creado unas cestas ibéricas navideñas únicas con productos de proximidad y de calidad que estoy seguro serán un muy buen regalo”.
Con la aventura del comercio online recién empezada, David ya piensa en el siguiente reto: “Debemos consolidarnos en España, conseguir expandirnos con la red europea de Amazon y seguir innovando y mejorando los productos, por ejemplo, con embutidos biológicos”.