“A mi abuelo, Javier Cremades, le llamaban el loco de Ventosilla. Él tuvo la osadía, en los años 80, de apostar por el vino en Ribera del Duero buscando la altura en una zona de poca altitud”, cuenta Fernando Rodríguez de Rivera, director general de Bodegas y Viñedos Pradorey, sobre su abuelo, que falleció en febrero de 2021.

El mejor maestro

“De él heredé el atrevimiento y hace cinco años, cree el equipo de comercio online. Hemos sido capaces de vender, en todos los canales, dos millones y medio de botellas de vino en un año”, afirma Fernando.

Javier Marco es responsable de Comercio Electrónico y echa la vista atrás para hacer balance del año vivido: “Durante el confinamiento, la red de distribución de Amazon siguió funcionando y pudimos seguir vendiendo además de en España, en Italia y Alemania”.

Asegura Javier que ellos ya tenían mucho camino recorrido cuando llegó el confinamiento total y que fueron capaces de implementar todo el conocimiento adquirido: “El gran aprendizaje de estos años ha sido entender que en cada canal de venta tenemos un consumidor diferente y que hay que ofrecer un producto concreto”.

A lo que Fernando puntualiza: “Si en el mundo del vino la venta online supone un 3%, nosotros estamos en un 11%. Amazon es la web de terceros donde más vendemos”.

El vino del terruño

Pradorey Origen es el vino más vendido en Amazon y Pilar Moretón, responsable de I+D+I, lo define así: “Es un vino joven y duro, con ligera crianza en tinajas de barro consiguiendo un punto de terroso que nos traslada a la vid. Unas características únicas en un Ribera”.

Y Fernando añade: “Nosotros no compramos uvas a terceros. Este vino no tiene filtros y la maduración en tinajas de barro saca la pureza de la uva”.

Mi abuelo tuvo la visión de cultivar, en una época que era difícil producir, y yo la de vender vinos con una elaboración muy especial, en una época en que la competencia es muy grande.
Fernando Rodríguez, director general de Bodegas y Viñedos Pradorey

El abuelo pionero

Javier Cremades estudió Ingeniería Agronómica en Madrid y para pagarse los estudios trabajaba en explotaciones agrícolas en Castilla la Mancha. Fernando estudió Administración y Dirección de empresas y, en 2007, su abuelo le pidió que se uniera al negocio. “Somos perfiles diferentes. Yo me he hecho al campo por las circunstancias”, afirma Fernando.

“Mi abuelo tuvo la visión de cultivar, en una época que era difícil producir, y yo la de vender vinos con una elaboración muy especial, en una época en que la competencia es muy grande. Como él decía: hay que tener la osadía de creer en uno mismo”.

La bodega de Pradorey está en Ventosilla, en una gran finca de tres mil hectáreas que Javier Cremades compró en los 80 y que, en el siglo XVII, hospedó a Felipe III después de sus jornadas de caza. De aquí el nombre, explica Fernando. “Pradorey es la bodega de Ribera de Duero con la mayor superficie de viñedo propio”.