Jordi Pont siempre ha sido un emprendedor empedernido. A los 14 años, mientras estudiaba, ya empezó ayudando a gestionar el negocio familiar, una papelería en su pueblo natal de Sant Boi del Llobregat (Barcelona); años después siguió como corredor de bolsa en el Mercado de Valores; y en 2011, después de un viaje a China, acabó creando su propio negocio: Productos Licenciados, una tienda de juguetes online.

Ahora más del 85% de nuestro negocio viene de Europa. Todo esto con un equipo de tres personas.
Jordi Pont, Productos Licenciados

Apasionado por su trabajo, "lo más interesante es crear algo y hacerlo crecer", Jordi empezó enviando paquetes de juguetes, después palés, y ahora llena camiones enteros que se mandan a más de 33 países con el servicio Logística de Amazon. "Empezamos a trabajar con Amazon en 2012, vendiendo el stock que nos sobraba de las Navidades para probar y, ante el éxito, empezamos a subir más y más productos a la web". Rápidamente, Productos Licenciados se convirtió en un vendedor español de juguetes clave en Amazon.es. "No nos lo esperábamos, nos sentimos muy contentos", comenta Jordi.

Mejorando día a día

Animados por los buenos resultados, Jordi y su equipo empezaron a vender en el resto de webs europeas, y en 2013 ya mandaban juguetes a toda Europa. "Día a día trabajábamos para mejorar y prepararnos de cara a Navidad, y en diciembre de 2013 tuvimos una facturación 10 veces superior a la de un mes normal. Ahora, más del 85% de nuestro negocio viene de Europa. Todo esto con un equipo de tres personas, aunque tiene truco: no estamos contando con toda la gente que trabaja para nosotros en los centros logísticos de Amazon".

¿El secreto? Trabajar duro, como dice Jordi: "Cada pedido importa, trabajamos día a día para ser los mejores, seguimos de cerca las tendencias y seguiremos contratando más personas para poder gestionar cada marketplace de Amazon. Además, los clientes nos ayudan mucho: gracias a sus comentarios podemos mejorar".

Existe también una enorme satisfacción personal: "Es muy gratificante darse cuenta de que estás ayudando a gente a encontrar productos que no consiguen comprar en ningún otro sitio: coleccionistas y padres lo entienden bien. Esto nos anima a seguir trabajando". ¿El resultado? Durante las Navidades de 2014, Productos Licenciados ha batido sus récords y ya se plantean ampliar su plantilla. "¡La constancia está dando sus frutos!"