TAPP Water, la start-up que ha creado los populares filtros de agua sostenibles, es ejemplo del liderazgo que están tomando las mujeres en el sector. Su CEO, Rocío Alcocer, asume la responsabilidad de abrir paso a las generaciones venideras.

Mujeres liderando el mundo start-up

En el mundo de las start-up, son cada vez más las mujeres que están dando un paso al frente y asumiendo posiciones de liderazgo. Lo hacen en un sector altamente masculinizado, en el que solo una tercera parte de las empresas están lideradas por mujeres. Es el caso de Rocío Alcocer, CEO de la start-up de filtros de agua TAPP Water.

La start-up fue fundada por Magnus Jern y Alexander Schwarz con la idea de ofrecer una alternativa cómoda y sostenible al consumo de agua embotellada. Atraída por esta idea innovadora, Rocío contactó con ellos para sumarse al equipo.

“Al principio no tenía un rol establecido, simplemente quería ayudar a crecer la start-up”, cuenta. Su dedicación al proyecto la convirtió en una pieza fundamental de TAPP Water hasta asumir la posición de CEO.

La fortaleza de la diversidad

Para Rocío, el crecimiento de TAPP Water ha sido una aventura constante. La start-up ha ido superando una fase tras otra, levantando financiación, desarrollando la tecnología para optimizar los filtros, etc. El reto es todavía más grande si se tiene en cuenta que, de cada 28 millones de euros invertidos en start-ups en España, solo 1 millón es invertido en proyectos liderados por mujeres.

Ahora cuenta con 23 personas de hasta 14 países distintos. El equipo no solamente es internacional, sino también joven y diverso en cuanto a género. Más de la mitad de la plantilla son mujeres, y su comité de dirección está también repartido en tres mujeres y tres hombres.

Esta diversidad, según cuenta Rocío, no fue buscada a propósito para cumplir cuotas. “Consideramos que no tiene sentido buscar perfiles predefinidos, lo que buscamos es el mejor talento dejando los prejuicios de lado”. Además, la CEO está convencida de que “cuantos más puntos de vista, inevitablemente, más fuertes somos”.

Sostenibilidad e innovación

TAPP Water cuenta en su “ADN start-up” el componente indispensable de la innovación. “La idea del producto sale de una necesidad en primera persona”, cuenta Rocío”, “la de tener un filtro cómodo de usar que solucionara el mal sabor del agua del grifo” como alternativa al consumo de plásticos del agua embotellada.

Yo tengo un montón de mujeres referentes que me motivan, es responsabilidad de todas seguir dando pasos adelante para inspirar a generaciones futuras.
Rocío Alcocer, CEO de TAPP Water

A partir de un primer filtro básico, TAPP Water no ha dejado nunca de seguir invirtiendo en I+D y perfeccionar el producto a partir de las sugerencias constantes de los consumidores. El compromiso con escuchar la pluralidad de puntos de vista de su equipo se traslada también a este aspecto. “La experiencia de nuestros clientes es vital para ir avanzando hasta tener el producto casi perfecto para sus necesidades”, afirma la CEO.

La aventura start-up

La aventura de levantar una start-up no es nada fácil y, durante 2020, muchas iniciativas se vieron golpeadas por la pandemia. Sin embargo, TAPP Water no solo ha seguido su ritmo de crecimiento sino que, durante el confinamiento, sus ventas se dispararon. “En un tiempo que la gente estaba en casa, vender a través de internet nos dio una ventaja competitiva”.

Gracias a su presencia en Amazon, sus ventas también han crecido internacionalmente, sobretodo en varios países de Europa. Eso les llevó a lanzarse a vender a los EEUU y a Canadá, aunque más tarde se dieron cuenta de que no estaban preparados para asumir el reto. “Fue un desastre total”, dice Rocío entre risas, “pero de todo se aprende, decidimos dar marcha atrás y guardar el proyecto para el futuro”.

Formar parte de Amazon Launchpad, además de ayudarles a llegar a más gente, también les ha servido para aprender de las experiencias de otras start-up además de las suyas. Agradecen poder disfrutar de un apoyo para seguir creciendo, a través de diferentes programas y las herramientas puestas a su disposición.

Retos de futuro

El equipo de TAPP Water mira al futuro esperanzados de seguir creciendo y mejorando cada vez más su producto, además de optimizar los procesos para poder ser cada vez más competitivos.

Desde su punto de vista, Rocío valora muy positivamente su experiencia de liderazgo en el mundo start-up. Reconoce que puede dar reparo entrar en un sector tan masculinizado, pero está convencida de que la única manera de cambiarlo es atreviéndose a abrir camino. “Yo tengo un montón de mujeres referentes que me motivan, es responsabilidad de todas seguir dando pasos adelante para inspirar a generaciones futuras".