Raúl Cruz y Alba Muñoz tienen muchas cosas en común: rondan la treintena, son empleados en el centro logístico de Amazon del Prat de Llobregat y se pasan el día mano a mano con los robots (drives). ¿Quieres conocer más sobre su día a día?

El atrevimiento

Alba estudió un grado medio de estética y después de nueve años trabajando en este mundo decidió que quería un cambio radical: “Soy una persona inquieta que necesita estar constantemente aprendiendo y Amazon es un sitio ideal”.

La automatización hace que los trabajos en los centros logísticos sean más eficientes y redirige el enfoque de los empleados en campos más especializados
Raúl Cruz, técnico senior de mantenimiento en robótica

Recuerda que entró a trabajar el día de su cumpleaños, en septiembre de 2017. Empezó en el departamento que se encarga de empaquetar los pedidos y poco después se formó en calidad. “Cuando me salió la oportunidad de trabajar con robots no me lo pensé. Mi nuevo puesto de asociada en el área de robótica me ha dado la vida, es un chute de energía y cada día aprendo cosas nuevas”.

Raúl es ingeniero y hace dos años decidió dejar el mundo de la automoción para emprender una nueva aventura profesional en Amazon: “Aunque era cliente, no conocía mucho sobre sus robots”, comenta. “Desde mi llegada he pasado por diferentes posiciones hasta convertirme en técnico senior de mantenimiento en robótica, un puesto en el que me encargo que los robots y su sistema operativo funcionen a la perfección".

“La automatización hace que los trabajos en los centros logísticos sean más eficientes y redirige el enfoque de los empleados en campos más especializados como la informática, la ingeniería mecánica, eléctrica, etc.”, cuenta Raúl.

Juego en equipo

Amazon Robotics es una tecnología formada por drives, que es la parte móvil, y pods, las estanterías que almacenan productos y que son trasladadas por los robots. “Si bien los robots de la automoción sorprenden por el nivel de ingeniería, lo que más me impresionó de Amazon fue su sistema, capaz de gestionar miles drives a la vez”, explica Raúl.

Estos robots se mueven por una zona exclusiva y cerrada gracias a unos códigos QR que se encuentran en el suelo: “Después de una extensa formación, yo trabajo dentro de esta zona con un chaleco de seguridad y un Kindle. Y tengo varias misiones: desde mantener el campo libre de objetos, hasta resolver temas de batería y wifi de los robots o solucionar problemas en las estaciones de pick (recoger) y stow (almacenar)”, relata Alba.

“La cualidad más importante de mi trabajo es ser resolutivo. Debo corregir y, sobretodo, prevenir”, explica Raúl.
“Los robots son importantes para la eficiencia y la precisión en la entrega”, apunta Raúl y Alba añade: “Siempre pienso en el cliente y los robots nos ayudan también en la rapidez de las entregas”.

¿Quieres trabajar en Amazon?