Amanda es una joven brasileña que lleva cuatro años en España. Comenzó a trabajar el año pasado en nuestro centro logístico de Illescas (MAD6) y fue allí donde conoció a Pedro quien, tras un cruce de miradas, supo desde un primer momento que ella era la mujer de su vida.

Amanda y Pedro no compartían el mismo turno, por lo que pasaron dos semanas hasta que volvieron a coincidir. Fue entonces cuando intercambiaron sus números de teléfono, quedaron después del trabajo, comenzaron a conocerse y se enamoraron.

Ahora ambos comparten el mismo turno y aunque en el centro prácticamente no se ven, coinciden en su tiempo libre y lo disfrutan al máximo. La pareja destaca las opciones de flexibilidad que ofrece Amazon y según comenta Amanda “ambos somos personas muy profesionales y serias en el trabajo y 100% comprometidas con el mismo. Valoramos enormemente la posibilidad de contar con flexibilidad para escoger horario, lo que nos permite pasar más tiempo juntos.” Además de la flexibilidad, Amanda y Pedro destacan el buen entorno laboral que existe en el centro. Amanda, como brasileña, destaca lo acogida que se ha sentido siempre por todos sus compañeros y disfruta de la gran cantidad de actividades que se hacen para que todos los empleados se sientan como en casa.

“De Amazon valoramos enormemente la posibilidad de contar con flexibilidad para escoger horario, lo que nos permite pasar más tiempo juntos ”
Amanda
trabajadora del centro logístico de Amazon en Illescas

Desde el comienzo de su relación su amor no ha parado de crecer. Por eso Pedro, hace unos días, se levantó con un objetivo muy claro: pedirle matrimonio a Amanda en el lugar donde se conocieron, para lo que contó además con la ayuda de todos sus compañeros. Así, sobre las dos de la tarde del pasado 4 de mayo, poco antes del comienzo de su turno, Pedro llegaba al centro para organizar una sorpresa que Amanda nunca olvidaría. Junto a sus compañeros, y entre nervios y emoción, preparaba un paquete muy especial.