La enorme planta de producción de Michigan (EE.UU.) se ha convertido en un estudio de diseño para crear la próxima generación de furgonetas de reparto de Amazon, vehículos eléctricos que empezarán a rodar a partir de 2021.

Y es que Amazon ha hecho un pedido de 100.000 furgonetas eléctricas a Rivian, un fabricante de vehículos eléctricos sin emisiones con sede en Detroit (EE.UU.).

Amazon quiere cumplir con el Acuerdo de París alcanzando cero emisiones netas de carbono en 2040 y este pedido se enmarca dentro de Climate Pledge.

“Estamos tratando de construir la flota de transporte más sostenible del mundo”, afirma Ross Rachey, Director de flota y productos globales de Amazon. “También tiene que ser la más funcional, la de mayor rendimiento y la más segura”.

Un vehículo hecho a medida

El Equipo de transporte de Amazon pasó un año y medio evaluando opciones de vehículos eléctricos para reducir su huella de carbono. Para actuar rápidamente, el equipo de Rachey se dio cuenta de que la mejor manera de avanzar era trazar su propio camino y crear un nuevo vehículo eléctrico personalizado para satisfacer las necesidades de Amazon ahora y en el futuro.

Los vehículos reducirán las emisiones de carbono, elevarán los estándares de seguridad para el conductor y optimizarán la tecnología y los elementos de diseño para crear una experiencia de conducción óptima.

Fabricados en la antigua planta de Mitsubishi en Illinois (EE.UU.), se producirán en tres tamaños y serán compatibles con múltiples formatos de batería, lo que permitirá optimizarlos para rutas de entrega específicas.

El efecto dominó

“Hemos tomado algo que hoy en día no es nada eficiente y lo estamos reemplazando por algo que lo será”, explica R.J. Scaringe, CEO de Rivian. “El efecto de este cambio, es que otros profesionales de la logística también se planteen aumentar la eficiencia de su flota. Esto tiene un impacto enorme.”

Dave Clark, Vicepresidente senior de operaciones mundiales de Amazon, aguarda con ganas el efecto dominó del programa: “Creamos el Climate Pledge y estamos invirtiendo en 100.000 furgonetas eléctricas de reparto Rivian para demostrar que existe un gran y creciente mercado para las tecnologías sostenibles”.

Estamos tratando de construir la flota de transporte más sostenible del mundo
Ross Rachey, Director de flota y productos globales de Amazon

“Es importante que grandes empresas como Amazon fomenten la inversión en el desarrollo de productos y servicios con bajas emisiones de carbono, que serán necesarios para ayudar a las empresas de todos los tamaños a descarbonizar sus operaciones y apoyar una economía próspera y sostenible”, explicar Clark.

Cumpliendo todas necesidades

Los conductores que actualmente entregan paquetes para Amazon han influido en el diseño y la funcionalidad del vehículo, desde la comodidad del asiento y la facilidad para entrar y salir del mismo hasta la carga y descarga de los paquetes y la visibilidad.

Tableros de diseño con innumerables variaciones de las furgonetas de Amazon están esparcidas por todo el estudio de Rivian, donde sus diseñadores alisan los contornos de un modelo de arcilla de tamaño natural con el objetivo de tener una representación de cómo será el vehículo real. En otra sala, los conductores entran en una sala de realidad virtual que simula la experiencia del conductor en los nuevos vehículos.

Cada vehículo ha sido diseñado para incluir una serie de características avanzadas y tecnologías pioneras en seguridad, entre las que se incluyen: frenado de emergencia automatizado, opciones de tracción delantera y, en todas las ruedas, asistencia de mantenimiento de carril, así como sistemas de detección de peatones, de reconocimiento de señales de tráfico y de detección y alerta de conducta distraída del conductor.

Tecnología Amazon

El diseño incorpora la tecnología de Amazon para ofrecer a los conductores una experiencia de reparto fluida y segura. Esto incluye un grupo de herramientas digitales y una pantalla de visualización central integrada en la gestión logística de Amazon, junto con sistemas de tecnología de ruta y entrega de paquetes para facilitar que los conductores puedan concentrarse en la conducción del vehículo.

Creamos el Climate Pledge y estamos invirtiendo en 100.000 furgonetas eléctricas de reparto Rivian para demostrar que existe un gran y creciente mercado para las tecnologías sostenibles
Dave Clark, Vicepresidente sénior de operaciones mundiales de Amazon

El sistema elimina la necesidad de dispositivos adicionales que proporcionan información sobre direcciones y mapas. La integración de Amazon Alexa también facilitará que los conductores pidan ayuda o utilicen simples comandos de voz en la sección de carga al clasificar los paquetes sin tener que introducir manualmente los comandos ni consultar los dispositivos de mano.

Devon Cooper fue invitado a ver los nuevos vehículos y a intercambiar opiniones con los ingenieros de Rivian. Él es un repartidor del área de Detroit que trabaja para un socio de servicios de reparto de Amazon: “Todo lo que sugerí ya había sido implementado”.

Los nuevos vehículos eléctricos de entrega comenzarán a repartir paquetes a los clientes en 2021. La compañía planea tener 10.000 de estos vehículos en circulación ya en 2022 y la flota completa de 100.000 vehículos en 2030, lo que ahorrará millones de toneladas métricas de carbono por año.