Los que descubrieron cómo convertir una cabeza de patata en un juguete de película están asumiendo un nuevo reto. Hasbro, la emblemática marca estadounidense, está trabajando con Amazon para reinventar las cajas que contienen sus juegos y juguetes con el fin de reducir los residuos y simplificar el embalaje.

"La colaboración con Amazon es genial porque nos ayuda a entender que el recorrido de las compras está cambiando", afirmó Jeff Jackson de Hasbro. "Pensamos de forma diferente sobre cómo embalamos los productos".

Jeff Jackson de Hasbro muestra la diferencia entre el embalaje estándar minorista (a la derecha) y el embalaje mínimo y reciclable diseñado para la compra en línea.
Jeff Jackson de Hasbro muestra la diferencia entre el embalaje estándar minorista (a la derecha) y el embalaje mínimo y reciclable diseñado para la compra en línea.

Los diseñadores de Hasbro explican que es diferente el embalaje para mostrar el producto en una tienda que el que se necesita para entregar ese mismo juguete de forma segura y protegida a un cliente que lo compra por Internet. Los ingenieros de Hasbro afirman que el desafío, que puede parecer menor para los compradores, es enorme en el mundo del diseño del embalaje.

Una forma en que Hasbro y Amazon están trabajando juntos para mejorar los productos que se envían a los clientes se ilustra mediante un juguete muy popular llamado Baby Alive. Hasbro ha diseñado una nueva caja de Baby Alive para el programa Paquete abrefácil de Amazon. El paquete abrefácil es la forma que tiene Amazon de reducir residuos, ayudar al medio ambiente y disminuir el estrés que se puede sentir al abrir el paquete cuando este tiene envoltorios de plástico rígido y cierres de alambre. Y es excelente para el medio ambiente porque los productos están diseñados y certificados para enviarse en su embalaje original, eliminando la necesidad de una caja de envío adicional.

"Con Baby Alive, redujimos la cantidad de material utilizado en más del 50 por ciento", dijo Jacquie Patterson de Hasbro. "Y redujimos el tamaño total de ese paquete a más de la mitad al cambiar a un paquete abrefácil."

Redujimos el tamaño total de ese paquete a más de la mitad al cambiar al paquete abrefácil.
Hasbro's Jacquie Patterson

Los diseñadores de la sede central de Hasbro, en Providence (Rhode Island, EE.UU.) simulan modelos en 3D de sus juguetes y diseñan embalajes que se adaptan a su forma con el menor espacio adicional posible. En lugar de cajas con grandes ventanas de plástico para mostrar el juguete, el nuevo embalaje que Hasbro ha diseñado con Amazon tiene el tamaño adecuado y es 100% reciclable. Los paquetes también están diseñados para que el cliente tarde menos de dos minutos en abrirlos.

Un ingeniero de Amazon encargado de ayudar a empresas como Hasbro a reinventar los embalajes afirma que lo que el fabricante de juguetes ha logrado no es fácil, pero constituye una victoria en múltiples frentes.

"Es difícil cambiar de embalaje", afirma Brent Nelson, de Amazon. "Se necesita un esfuerzo colectivo para diseñar un embalaje que, en última instancia, sea bueno para el planeta y que a los clientes les guste. Creo que esto es realmente una reinvención del papel del embalaje en un entorno minorista cambiante".

Amazon introdujo hace 10 años el paquete abrefácil, el primero de una serie de iniciativas de embalaje sostenible que han eliminado más de 244.000 toneladas de materiales de embalaje, evitando 500 millones de cajas de envío hasta la fecha.

Jackson de Hasbro afirma que el cambio ha resultado ser un gran impulso para la empresa de juguetes, que comenzó hace unos siete años cuando Amazon se puso en contacto con Hasbro para crear nuevas cajas con el fin de reducir los residuos. "Amazon es una compañía que, al igual que Hasbro, se preocupa profundamente por la sostenibilidad y por asegurar que estamos reduciendo nuestra huella en el mundo. Queremos dejar para deja un mejor lugar donde vivir a las futuras generaciones".