Amazon ha incorporado, por primera vez en Europa, cinco camiones completamente eléctricos a su flota de reparto. Los vehículos, de 37 toneladas y 100% eléctricos, ya operan desde los centros logísticos de Amazon situados en Tilbury y Milton Keynes, transportando paquetes sin generar emisiones y utilizando únicamente energía de baterías.

Estos cinco camiones sustituyen a vehículos pesados impulsados por gasolina, y son capaces de recorrer hasta 160 000 kilómetros al año impulsados por electricidad procedente de fuentes renovables, evitando así la emisión de hasta 170 toneladas de CO₂. Los cinco vehículos, que ya están en la carretera, son los primeros de una partida de nueve camiones eléctricos que se esperan para finales de 2022 y que, una vez entren en funcionamiento, se sumarán a las más de 1000 furgonetas de reparto eléctricas que ya circulan por el Reino Unido.

La llegada de los primeros vehículos pesados 100% eléctricos a la flota de Amazon en el Reino Unido y en Europa forman parte del trabajo que la compañía realiza para que el 100% de sus envíos sean neutros en emisiones de carbono, teniendo en cuenta todas las emisiones, desde el centro logístico en el que se prepara el pedido, hasta que este llega a la puerta del cliente, incluyendo los materiales de embalaje y el transporte. Se trata de un compromiso que Amazon anunció en 2019 bajo el nombre de Shipment Zero, y la compañía espera cumplir con el 50% de este objetivo para 2030.

“Amazon es una de las primeras empresas del mundo en poner en circulación vehículos pesados totalmente eléctricos”
John Boumphrey
director general de Amazon en el Reino Unido

Estos vehículos incluyen las últimas innovaciones en tecnología de baterías, y empezarán a utilizar los primeros puntos de carga eléctrica rápida de 360 kW en las instalaciones de Amazon en Tilbury y Milton Keynes muy pronto.

"Amazon es una de las primeras empresas del mundo en poner en circulación vehículos pesados totalmente eléctricos", explica John Boumphrey, director general de Amazon en el Reino Unido. "Nos hemos comprometido a alcanzar las cero emisiones netas de carbono para 2040, y la incorporación de estos camiones a nuestra flota es un gran hito. Seguiremos trabajando para descarbonizar nuestra red de transporte, y así poder entregar más pedidos de clientes utilizando vehículos sin emisiones".

Eelco van Veen, director de ventas de flotas de DAF Trucks, comenta: "Estamos encantados de incorporar el camión eléctrico DAF CF a la flota de Amazon y de apoyar su compromiso The Climate Pledge. El camión DAF CF Electric representa un paso importante en la industria hacia la distribución de media milla con cero emisiones".

"Esto es una prueba más de que el sector logístico del Reino Unido continúa encabezando los esfuerzos para electrificar el transporte y la transición hacia los vehículos de cero emisiones", asegura el ministro de Inversión, Lord Grimstone. "La incorporación por parte de Amazon de sus primeros vehículos pesados totalmente eléctricos a su flota del Reino Unido es una noticia fantástica, no solo para sus clientes, sino también para el trabajo que realizamos por poner freno al cambio climático y optar por medios de transporte más limpios".

La diputada Trudy Harrison, subsecretaria de estado parlamentaria en el Departamento de Transporte (DfT), asegura: "Es fantástico ver cómo Amazon y el sector logístico contribuyen a los planes del Reino Unido para limitar la contaminación de nuestra atmósfera, impulsar los empleos verdes y descarbonizar nuestra red de transporte. Amazon desempeña un papel fundamental en el transporte de mercancías a ciudades y pueblos de todo el país, y me complace ver que está liderando el camino hacia la descarbonización. Ahora que el mercado de las cero emisiones netas está despegando incluso para los camiones más pesados, podremos transportar cada vez más productos de una forma más respetuosa con el medio ambiente, al mismo tiempo que apoyamos nuestro objetivo de alcanzar las cero emisiones netas de carbono".

Dos camiones eléctricos delante de un crento logístico de Amazon. Los camiones sin DAF con la cabina de color azul fuerte y la caja remolque es de color azul con la sobrisa de Amazon y la palabra Prime en blanco.
Los cinco camiones eléctricos van a operar desde los centros logísticos de Tilbury y Milton Keynes.
Foto de David Parry/PA

Amazon está haciendo importantes avances en la reducción de emisiones de carbono en el transporte de media distancia. Esto incluye la implementación, junto con socios locales, de proyectos piloto de métodos de entrega alternativos para aumentar la eficiencia y reducir las emisiones.

Por ejemplo, en 2020, Amazon encargó camiones eléctricos con batería a Lion Electric en EE.UU. y empezó a probar camiones impulsados por hidrógeno, al tiempo que ampliaba el transporte multimodal para reducir las emisiones de los viajes por carretera. Amazon también está modernizando la entrega de paquetes, tanto en EE.UU. como en el Reino Unido y Europa. En 2021, la compañía entregó más de 6 millones de paquetes en España utilizando métodos de transporte más sostenibles, como furgonetas eléctricas.

Pero la apuesta de Amazon por las energías renovables va más allá de la electrificación de su flota de reparto. Amazon es el mayor comprador corporativo de energía renovable en España, con nueve proyectos solares en el país que tendrán una capacidad combinada de más de 1,15 GW. A nivel mundial, la compañía tiene 274 proyectos eólicos y solares, con una capacidad renovable total de más de 12 GW y que generan 33 700 gigavatios por hora (GWh) de energía renovable. Cuando todos estos proyectos estén totalmente operativos, proporcionarán energía renovable suficiente como para abastecer sus oficinas corporativas, centros logísticos y centros de datos de Amazon Web Services (AWS), que dan servicio a millones de clientes en todo el mundo. Amazon va camino de que sus operaciones utilicen energía 100% renovable para 2025, cinco años antes del objetivo inicial de la compañía.

Al tiempo que Amazon intensifica sus iniciativas para utilizar vehículos con cero emisiones, un reciente informe de Oliver Wyman demostró que el comercio online genera un 50% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que el comercio minorista físico, y supone un ahorro de 4 veces el tráfico que se generaría de cualquier otro modo, ya que las entregas a los clientes sólo representan un 0,5% del tráfico total en las zonas urbanas.

Descubre más sobre las operaciones sostenibles de Amazon.