Amazon ha anunciado hoy que financiará la primera granja de algas marinas a escala comercial del mundo situada entre turbinas eólicas marinas (en la imagen superior, generada por ordenador y cedida por Smartland landscape architecture, se muestra cómo será). El proyecto, conocido como North Sea Farm 1, se ubicará en un parque eólico frente a la costa de los Países Bajos, y se ha diseñado para testar y mejorar los métodos de cultivo de algas, e investigar al mismo tiempo el potencial de las mismas para secuestrar carbono.

Esta granja será capaz de aprovechar al máximo el espacio libre que queda entre las turbinas de un parque eólico ubicado en el Mar del Norte, una zona en la que resulta difícil encontrar emplazamientos adecuados para ampliar los cultivos de algas. Si la superficie de cultivo de algas se extendiera por todo el Mar del Norte, y ocupase el millón de hectáreas de espacio disponible que existe en los parques eólicos, se podrían eliminar potencialmente millones de toneladas de CO2 de la atmósfera al año de aquí a 2040.

El proyecto está gestionado por un consorcio de investigadores científicos y socios de la industria de las algas, dirigido por la organización sin ánimo de lucro North Sea Farmers (NSF), y está previsto que entre en funcionamiento a finales de este año. Asimismo, se espera que North Sea Farm 1 se convierta en un modelo para el cultivo de algas marinas en alta mar a nivel mundial.

Amazon ha aportado 1,5 millones euros para la construcción de esta granja de algas -la primera de este tipo-, y para financiar un año de investigación científica sobre cómo secuestrar carbono mediante el cultivo de algas. Esta inversión forma parte del fondo Right Now Climate Fund de Amazon, dotado con 100 millones de dólares, destinado a impulsar proyectos de conservación y recuperación del medio natural, que forma parte de los esfuerzos que la compañía está haciendo para descarbonizar su negocio. De este fondo, Amazon se ha comprometido a destinar 20 millones de euros a impulsar proyectos europeos que contribuyan a aumentar la biodiversidad y conservar, restaurar y mejorar las condiciones medioambientales de las comunidades en las que opera.

La primera granja de algas del mundo a escala comercial situada entre turbinas eólicas marinas

North Sea Farm 1 establecerá un nuevo estándar para el cultivo de algas en alta mar. Esta subvención proporcionará la inversión necesaria para poner en marcha la fase de innovación y construir una granja de algas de 10 hectáreas, que se espera que produzca al menos 6000 kg de algas frescas en su primer año.

La inversión también ayudará a North Sea Farmers a analizar y mejorar el rendimiento de la producción de la granja. Al mismo tiempo, científicos e investigadores podrán estudiar el potencial de las granjas de algas para eliminar carbono de la atmósfera, y elaborarán modelos sobre las implicaciones y consecuencias del cultivo de algas a gran escala. Se espera que las conclusiones de estos estudios contribuyan a desarrollar la industria. Por último, la granja North Sea Farm 1 y otras similares generarán oportunidades laborales para el cultivo y la creación de productos a partir de algas marinas.

"Las algas marinas se podrían convertir en una herramienta clave para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera y, sin embargo, actualmente se cultivan a una escala relativamente pequeña en Europa", declaró Zak Watts, Director de Sostenibilidad de Amazon en Europa. "Estamos encantados de financiar este proyecto, que ayudará a entender mejor cómo las algas marinas pueden ayudar a combatir el cambio climático".

Evolución de los cultivos en el Mar del Norte

North Sea Farmers (NSF) apoya al sector de las algas marinas en Europa desde 2014. Esta organización sin ánimo de lucro dirigirá el proyecto, y trabajará con un consorcio de organizaciones europeas involucradas en la cadena de suministro de la producción de algas marinas. Entre ellas, están las entidades de investigación Plymouth Marine Laboratory, Deltares y Silvestrum Climate Associates, los fabricantes de extractos de algas Algaia, y los contratistas de instalaciones marítimas Van Oord.

Eef Brouwers, director de Agricultura y Tecnología de NSF, comentó: "Si se replicara North Sea Farm 1 en todo el Mar del Norte, se podrían crear hasta 85 000 puestos de trabajo a tiempo completo en el sector europeo de las algas marinas, aprovechando el espacio disponible en los parques eólicos. Estos puestos de trabajo no sólo se centrarían en el proceso de cultivo, sino también en la producción y venta de productos creados a partir de algas".

A través del fondo Right Now Climate Fund, Amazon ha invertido hasta la fecha en proyectos europeos como un fondo de restauración de la naturaleza y la vida silvestre en Francia, un programa de reforestación en Italia, un proyecto de reverdecimiento urbano en Alemania y otro de reforestación y plantación de árboles en el Reino Unido. Además, Amazon ha financiado la conservación y restauración de bosques en los Montes Apalaches (Estados Unidos), el programa Agroforestry and Restoration Accelerator en la selva amazónica brasileña, y es un miembro clave de la Coalición LEAF, una nueva iniciativa público-privada mundial para movilizar al menos 1000 millones de dólares para proteger las selvas tropicales del mundo.

Te mostramos cómo será el funcionamiento de North Sea Farm 1 en el siguiente vídeo:

North Sea Farm 1

Este contenido está alojado por un tercero (www.youtube.com).

Para acceder al contenido, debes dar tu consentimiento a las cookies seleccionando Aceptar todas en la ventana emergente. O puedes ir a la parte inferior de la página y seleccionar Preferencias de cookies, y luego activar Cookies Funcionales y Cookies de rendimiento.