Los arquitectos de los Acuerdos de París sobre el cambio climático y los cofundadores de The Climate Pledge, -un compromiso también cofundado por Amazon para que las empresas cumplan con el acuerdo diez años antes-, nos hablan con motivo del Día de la tierra sobre su libro que describe los cambios necesarios, especialmente aplicables ahora con la pandemia COVID19, para hacer frente a la crisis climática.

El cambio climático se puede entender como la mayor amenaza que ha afrontado la humanidad o podemos verlo como nuestra mayor oportunidad. No podemos darnos el lujo de desperdiciarla
Christiana Figueres, especialista en cambio climático y cofundadora de Global Optimism

“El cambio climático se puede entender como la mayor amenaza que ha afrontado la humanidad o podemos verlo como nuestra mayor oportunidad. No podemos darnos el lujo de desperdiciarla”, explica Christiana Figueres, especialista en clima.

En 2015, como Secretaria ejecutiva de la ONU para el Cambio climático, Christiana lideró un esfuerzo multilateral histórico para unificar a 195 países en los Acuerdos de París sobre el cambio climático, el mayor acuerdo sobre este tema nunca conseguido. Con el apoyo político estratégico de Tom Rivett-Carnac, Christiana orquestó con éxito un acuerdo a largo plazo para mantener en este siglo el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 °C.

Christiana y Tom crearon en 2009 la organisation Global Optimism. Y con este desafío fueron un paso más allá y, junto a Amazon, confundaron The Climate Pledge. Amazon se convirtió en el primer signatario de este compromiso que exige a las empresas que los firmantes alcancen la neutralidad en emisiones de carbono para 2040, una década antes del objetivo fijado para 2050 en el Acuerdo de París.

Con un fonde verde de un jardín aparecen  Tom Rivett-Carnac  y Christiana Figueres. Los dos están apoyados sobre una columna que les llega debajo del pecho. Él, con el pelo corto lleva americana azul y jersey azul claro debajo Ella, también con el pelo corto, lleva un pañuelo rojo, un collar y unos pendientes con perlas. Los dos miran a cámara sonriendo.
Christiana Figueres y Tom Rivett-Carnac se conocieron en Nueva York y son coautores del libro The Future We Choose.
Foto de Henry Dallal

“Hemos decidido tomar las riendas en este tema y utilizar nuestro tamaño y escala para marcar la diferencia, afirmó Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon después de firmar de The Climate Pledge en septiembre de 2019. “Si una empresa con tanta infraestructura como Amazon, que entrega más de 10 mil millones de artículos al año puede cumplir con el Acuerdo de París, 10 años antes, entonces cualquier empresa puede.”

Christiana cree que las empresas desempeñarán un papel de liderazgo en los próximos diez años. Hablando sobre The Climate Pledge, asegura: “Me encantó que Jeff Bezos me contactara cuando decidió acelerar el calendario del Acuerdo de París. Fue muy agradable escucharlo. Con este objetivo tan ambicioso, conseguimos mayores expectativas para las empresas de todo el mundo y rompimos el mito de la imposibilidad".

“No hay que subestimar el impacto de las empresas. A veces es difícil para los políticos adelantar ideas de forma rápida. Pero las empresas pueden ser innovadoras, invertir, plantar árboles y cambiar las ideas normativas que definen nuestro mundo y nuestra economía.”

Christiana y Tom han escrito el libro, The Future We Choose: Surviving the Climate Crisis, con un mensaje positivo de cómo podemos crear un futuro próspero para todos y hacerlo de forma rápida, colaborativa y con una mentalidad positiva.

Portada del libro The Future We Choose, la primera parte está en color negro y la segunda en color naranja.
Los hijos de Christiana y Tom fueron su inspriación para dedicarse al desafío del cambio climático.

Inspirados para actuar

La educación de Christiana en Costa Rica le inspiró a actuar sobre el cambio climático: “En los parques nacionales de mi país fui testigo del hermoso sapo dorado. Pero mis hijas no lo han conocido porque esta especie ya ha desaparecido. Se extinguió debido a los cambios que el hombre ha provocado en el paisaje y al aumento de la temperatura global”.

“Y cuando me di cuenta de esto me impactó mucho. Vi que les estaba dejando a mis hijas un mundo empobrecido en comparación con el que yo había heredado. A partir de este momento, dediqué mi vida a trabajar en el desafío del cambio climático.

A principios de este siglo, Christiana empezó a buscar apoyo estratégico a partir de una “forma de pensar más provocativa”. Le presentaron a Tom en Nueva York y, rápidamente, se convirtieron en amigos: “Me di cuenta que no tenía las herramientas ni la experiencia en el trabajo”, bromea Christiana; “Pero tenía algo mucho más importante: el coraje, la claridad en su pensamiento y un compromiso sincero con la acción colectiva”.

La inspiración le llegó a Tom viajando por el mundo gracias al trabajo de geólogo petrolero de su padre. “Ya entonces era consciente de la interacción entre energía, sociedad y medio ambiente”, explica Tom. “Pero también fui testigo de primera mano de algunos de estos cambios y aprendí sobre procesos políticos y económicos subyacentes que marcan nuestra respuesta”.

El futuro que elegimos

Christiana y Tom son coautores del libro The Future We Choose porque creen que estamos entrando en la década más importante de la historia de la humanidad.

"Esto suena a exageración, pero no lo es”, explica Tom. “Para 2030, tenemos que reducir nuestras emisiones actuales a la mitad para mantener el rumbo y limitar el cambio climático a niveles razonablemente seguros”.

El libro describe tres áreas clave. La primera habla de lo que está en juego durante la próxima década, a qué tipo de futuro nos enfrentaremos dependiendo del camino que elijamos. La segunda fase trata de cómo podemos adaptar nuestras actitudes para desempeñar un papel más optimista y positivo en esta gran transformación. Y finalmente, en la tercera área se exponen los pasos prácticos que todos podemos implementar para asegurarnos de que formamos parte de este cambio.

Christiana Figueres con el pelo corto y apoyada en una barandilla mira a cámara. De fondo se ve una ciudad Ella lleva unos pendientes y un collar de perlas, una chaqueta rosa y un jersey blanco.
Christiana Figueres nació en Costa Rica.
Foto de julien paquin

Christiana explica: “Estamos ante dos mundos posibles. Uno de colapso y conflicto, de inundaciones o desastres que estarán más cerca de nuestras casas de lo que nunca hubiéramos podido imaginar. Un mundo donde la esperanza se esfuma. O un mundo que se renueva y se regenera donde los bosques vuelven a crecer y las ciudades se rehacen y donde los hijos no tienen miedo a tener hijos”.

Los coautores no niegan que el desafío puede ser desalentador, pero tampoco están de acuerdo con la idea de que ya estamos condenados o que la humanidad es incapaz de responder. “De hecho, todo lo contrario”, afirma Christiana. “Estamos completamente convencidos de que no solo podemos evitar lo peor de la crisis climática a través de un cambio de mentalidad, también con las 10 acciones que se describen en el libro, sino que somos capaces de crear un mundo mejor que el que tenemos ahora.

El Día de la tierra se celebra cada 22 de abril. Y para conmemorar su 50 aniversario, este año se dedica al cambio climático.
Descubre más sobre The Future We Choose.