José Luis es madrileño, aunque hace años que vive en Barcelona. Le gusta escribir poesía con su propia letra, que define como ‘enérgica, expresiva y cálida’. Hoy, gracias a una iniciativa solidaria de la Fundació Arrels, cualquiera puede descargar la tipografía de José Luis a través de Homelessfonts.org y utilizarla por una buena causa: contribuir a que personas como él consigan un hogar.

El proyecto Homelessfonts se basa en algo muy sencillo: todos tenemos algo que aportar.
Juan Lemus, Fundació Arrels

Y es que José Luis, al igual que miles de personas en España, conoce lo que es vivir en la calle. Para ayudarlos nació en 1987 en Barcelona la Fundació Arrels (raíces en catalán), que se ha propuesto sensibilizar sobre esta realidad a través de una de las cosas más preciadas y únicas de que disponen quienes lo han perdido casi todo: su letra. "El proyecto Homelessfonts se basa en algo muy sencillo: todos tenemos algo que aportar", explica Juan Lemus de la Fundació Arrels. "Las personas sin hogar se sienten muy identificadas con su letra. Por ello, decidimos digitalizar la caligrafía que usan en sus carteles para convertirla en una tipografía y permitir que personas y empresas la compren y la utilicen en sus proyectos".

Caligrafía con alma

Detrás de cada una de las 10 tipografías de Homelessfonts hay una historia. La de José Luis le llevó de tener un trabajo y una familia a encontrarse durmiendo en las calles de Barcelona. La Fundació Arrels le brindó una nueva oportunidad. Ahora vive en un piso compartido, gestionado por esta entidad, y se siente orgulloso de poder participar en iniciativas como Homelessfonts. Con los fondos recaudados, la fundación pone viviendas a disposición de aquellos que las necesitan -actualmente con capacidad para 80 personas-, así como centros de día y talleres ocupacionales en los que las personas sin hogar pueden trabajar y recuperar los vínculos sociales.

Un cheque regalo escrito por José Luis

José Luis se conmueve al ver su letra en diferentes productos y marcas porque sabe que, gracias a ella, la Fundación podrá ayudar a otras personas. "Esta solidaridad es algo que se respira constantemente entre los protagonistas del proyecto y es lo que lo hace tan especial", explica Juan. En Amazon nos hemos unido a esta iniciativa y conseguimos una sonrisa de José Luis cuando le mostramos el cheque regalo que los clientes pueden comprar con su letra. Además, el mensaje del cheque regalo le describe a la perfección: #MolasMogollón