Flota sostenible

El futuro de las entregas de Amazon a los hogares de sus clientes está expuesto dentro de una planta de producción en Michigan (EE.UU.). La repartidora Natasha Riggins está a punto de contemplar en primicia las vanguardistas prestaciones de seguridad y diseño de los nuevos vehículos totalmente eléctricos de Amazon, diseñados para ahorrar millones de toneladas de carbono al año.

Como parte de The Climate Pledge, Amazon anunció la adquisición de 100.000 vehículos eléctricos de reparto de Rivian, una empresa de tecnología que desarrolla vehículos, productos y servicios relacionados con el transporte sostenible. Amazon está aprovechando la experiencia de la empresa en el diseño de baterías y vehículos para producir furgonetas de reparto personalizadas que eleven los estándares de seguridad del conductor y proporcionen una mejor experiencia de conducción, todo mientras reducen las emisiones de carbono.

Vehículos a medida

“Al ponernos a trabajar, queríamos partir de cómo el conductor utiliza el vehículo”, dijo Ross Rachey, Director de la flota mundial de Amazon. “Desde el momento en que entran en él, pasando por la conducción, el aparcamiento, la búsqueda de un paquete hasta la salida del vehículo. Todo ha sido personalizado y adaptado a la forma en que lo utilizan”.

En el estudio de diseño de Rivian se muestran modelos a escala del exterior e interior del vehículo. Los escultores alisan los bordes de un modelo de arcilla de tamaño natural, una representación física del aspecto exterior de las furgonetas. Otra maqueta a escala muestra el aspecto que tendrá el interior del vehículo, desde los apoyabrazos hasta las estanterías y el gran parabrisas diseñado para mejorar la visibilidad.

En otra sala, Riggins se encuentra en el asiento del conductor del futuro. Se pone un casco de realidad virtual y le gusta lo que ve. “Me imagino a mí misma con mi bolsa justo aquí. ¡Qué pasada, me gusta mucho!”. Riggins es una de las docenas de conductores cuyos comentarios han influido en el diseño de los nuevos vehículos de Amazon, que empezarán a entregar paquetes a los clientes en 2021.

Cuando un conductor se ponga tras el volante, estará tranquilo al saber que se encuentra en el vehículo de reparto más seguro en el que podría estar
Ross Rachey, Director de la flota mundial de Amazon

Proceso de creación

Los ingenieros hicieron de copilotos de los conductores para entender lo que funciona y lo que no funciona con la actual flota de vehículos de Amazon. “Es importante que el vehículo no solo sea eléctrico, sino que lo hagamos mejor en todos los sentidos»”, dijo R.J. Scaringe, el CEO de Rivian. “El vehículo está siendo diseñado para el conductor. Durante el proceso han venido para darnos su opinión, por lo que cada vez aprendimos algo nuevo y hemos hecho ajustes. Y cuando regresan, ven esos ajustes. Ese ciclo iterativo ha sido realmente crucial”.

Además de no producir emisiones, los vehículos incluyen tecnologías de seguridad avanzada y prestaciones pioneras en la industria, como frenado de emergencia automatizado, opciones de tracción delantera y a las cuatro ruedas, asistencia de mantenimiento en el carril, un sistema de alerta para peatones, reconocimiento de señales de tráfico, un sistema de alerta automático que detecta la conducta distraída del conductor y cinturones de seguridad y airbags adaptables que se ajustan al tamaño y peso del piloto.

“Cuando un conductor se ponga tras el volante, estará tranquilo al saber que se encuentra en el vehículo de reparto más seguro en el que podría estar. No solo es sostenible, sino que además ofrece una gran cantidad de mejoras en el rendimiento”, dijo Rachey.

Los vehículos vendrán con toda la información que los conductores necesitan para estar más seguros en la carretera. Gracias al casco de realidad virtual, Riggins pudo ver los recursos digitales y la pantalla de visualización central que está integrada con la gestión logística y de itinerario de Amazon. La tecnología de mapeo integrada junto con la información de entrega del paquete elimina la necesidad de dispositivos de mano adicionales. Los conductores también podrán pedirle ayuda a Alexa o usar comandos de voz en la zona de carga cuando clasifiquen los paquetes.

La seguridad al volante

El diseño incluye materiales duraderos y resistentes y mayor ligereza y agilidad en general que las furgonetas de reparto tradicionales, lo que hace que los vehículos sean más silenciosos y fáciles de conducir, especialmente en un entorno urbano con calles estrechas. Además, la cabina del vehículo está optimizada para acceder rápidamente a los paquetes: el lado del conductor cuenta con una puerta tradicional con bisagras para garantizar la seguridad del piloto, mientras que el lado del copiloto tiene una puerta corrediza y un asiento plegable para permitir salir y entrar rápidamente. La puerta trasera enrollable permitirá cargar los paquetes de forma más eficiente.

Todo el vehículo, desde la cabina hasta el compartimento de carga, está diseñado con las necesidades ergonómicas y funcionales de los conductores en mente. Tanto los asientos con control de temperatura como los volantes y apoyabrazos calefactados funcionan con un sistema de control térmico inteligente en cabina diseñado para reducir el consumo de energía.

“Pasamos mucho tiempo en estos vehículos y una quiere estar en un lugar que sea cómodo, seguro y fiable”, dijo Riggins. Al quitarse el casco de realidad virtual y levantarse del asiento de conductor virtual, muestra su entusiasmo por el futuro vehículo. “¡Qué ganas de estrenarlo!”.

Amazon planea tener 10.000 de los nuevos vehículos eléctricos en carretera en 2022 y la flota entera de 100.000 vehículos para 2030. Los clientes de Amazon también verán las furgonetas de Rivian en las carreteras europeas.