Por unos minutos, el ajetreado sonido de los montacargas y el ruido de las cintas transportadoras dejaron paso a las preciosas y cuidadas notas de decenas de violines que, a su vez, se mezclaban con una afinada sección de vientos y otros instrumentos.

Nunca imaginé que íbamos a tocar en un sitio como este. Ha sido una experiencia impresionante.
Javier Corcuera, director de la Orquesta Filarmónica de España

¿Magia? Nada de eso: se trataba de una forma muy especial de celebrar el lanzamiento de la nueva tienda de Instrumentos Musicales en Amazon.es. La Orquesta Filarmónica de España ofreció un concierto (octubre 2015) en el centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).

Más de 50 músicos deslumbraron a los trabajadores proyectando sus melodías desde la recién inaugurada torre de almacenaje, tocando a tres niveles diferentes de altura. El director, mientras tanto, les guiaba elevado en una grúa mecánica a más de 10 m. del suelo.

“Nunca imaginé que íbamos a tocar en un sitio como este. Ha sido una experiencia impresionante”, comenta Javier Corcuera, director de la orquesta. “Hay que acercar mucho más la música clásica al público, y tocar delante de los trabajadores de Amazon nos parecía una ocasión estupenda para conseguirlo”.

Silencio… ¡empieza el concierto!

En cuanto la orquesta entonó las primeras notas de la obertura de Carmen, ocurrió algo mágico: “La gente ha guardado silencio y la situación se ha transformado completamente: de una de las tiendas online más populares de Europa a un auditorio atípico. Se ha creado una atmosfera increíble para todos”, explica Javier.

El ambiente fue impresionante. ‘Una Filarmónica Vertical’, publicó la prensa al día siguiente. Los trabajadores del centro se reunieron alrededor de este escenario improvisado y utilizaron los contenedores vacíos como asientos de un patio de butacas. “Ha sido una ocasión única. Nunca había estado en un concierto de música clásica en vivo. Un sueño hecho realidad”, cuenta Denisa, del equipo de Inbound que se encarga de la entrada de mercancía en el centro.

El mismo Javier sonríe: “En nuestra orquesta utilizamos normalmente de 50 a 100 instrumentos distintos. ¡Ahora seguro que ya los podríamos comprar todos en Amazon!”