Patricia Alonso, Maribel Salcedo, Marius Dumitrescu son tres de las cuarenta personas que pusieron la primera piedra, en 2012, en el primer centro logístico de España, situado en San Fernando de Henares. Miran atrás para hacer balance y con nostalgia evocan momentos especiales.

Recuerdan perfectamente el vuelco que les dio el corazón el día que les seleccionaron para participar en una formación que se realizó en Italia antes de la apertura del centro logístico: “Un día nos llamaron para decirnos que nos íbamos a Italia”, explica Patricia. A lo que Maribel añade: “Nos lanzamos a la aventura, dejamos a los niños en casa y ¡para Italia!”. Y Marius remata: “Los primeros días fueron un banco de pruebas. Y mientras tanto, aprovechamos la convivencia para hacer piña y convertirnos en una familia”.

En Amazon hemos encontrado la estabilidad laboral que buscábamos y hemos ganado una nueva familia
afirman Patricia y Maribel, trabajadoras del centro logístico de San Fernando de Henares

Un lustro lleno de oportunidades

“Cuando empezamos a trabajar en Amazon hace cinco años, en España nadie compraba por internet”, relata Marius. “Ahora existe un reconocimiento profesional de nuestro trabajo”. Y Patricia comenta: “La gente está como loca con Amazon. Vas caminando y ves cajas de Amazon por todos los contenedores de papel. Parezco famosa en mi barrio de Sanfer porque todo el mundo sabe dónde trabajo y me preguntan dudas”. El 80% de los que empezaron siguen en el centro logístico y todos ellos han tenido una trayectoria profesional ascendente. “Empecé liderando equipos y ahora soy Jefe de área”, explica Marius. Patricia y Maribel responden al unísono: “Empezamos empaquetando y ahora: ¡somos Jefas de equipo!”.

Una amistad a prueba de paquetes

Patricia Alonso, Maribel Salcedo y Marius Dumitrescu aparecen en la entrada del centro logístico saltando y mostrando las palmas de sus manos pintadas de color gris. Están sonriendo mirando a cámara. Marius se enceuntra en medio.

La historia de Patricia y Maribel es una hermandad de más de diez años, la mitad de ellos como trabajadoras de Amazon. Un amor incondicional y dos vidas paralelas. Así lo cuenta Patricia: “Coincidencias de la vida, siempre nos quedábamos sin trabajo a la vez hasta que llegó Amazon”, aunque también asegura que durante el proceso de selección obviaron su profunda amistad pensando que les podría perjudicar. ¿Su secreto para seguir siendo amigas? “El humor nos mantiene vivas”, afirma rotundamente Patricia.

¿Cómo cambia tu vida en cinco años?

El actual centro logístico de San Fernando de Henares no tiene nada que ver con el que se inauguró hace un lustro: “A la vuelta de Italia, la nave estaba vacía y el Jefe del centro, además de asegurarnos que un día toda estaría llena, nos dijo que nos contrataban de forma indefinida”, explica Patricia. Las dos se abrazaron entre lágrimas y ahora, como dice Maribel: “En este centro logístico te pierdes de lo grande que es, esto es como la M30, y ya somos más de 1.500”.

Es inevitable echar la vista atrás y hacer balance personal y profesional de estos últimos cinco años. “Me he casado y he tenido un hijo”, cuenta Marius. Patricia y Maribel coinciden: “Somos iguales: mujeres luchadoras y muy currantes, y aquí en Amazon hemos encontrado la estabilidad laboral que buscábamos y hemos ganado una nueva familia”. Porque como dice Patricia: “Esta es nuestra casa: ¡Sois todos bienvenidos!”.