“Igual que se aprende a leer, se debería aprender a programar”, afirma rotundamente José Rubio, socio-fundador de la Escuela tecnológica y creativa de Forma Roboti-K. “El proyecto Educar en STEAM tiene como objetivo hacer más accesible la robótica a aquellos niños y jóvenes de comunidades minoritarias y desfavorecidas en los municipios donde Amazon opera”. Hasta la fecha se han llevado a cabo 43 talleres en clases de educación infantil y primaria de tres centros educativos: uno en Getafe (Madrid), otro en Mollet del Vallès (Barcelona) y el tercero en Dos Hermanas (Sevilla), donde han participado 1300 alumnos.

STEAM con arte

STEAM es el acrónimo de las palabras inglesas ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas. Este proyecto de programación forma parte de diferentes iniciativas de educación STEM que tiene Amazon alrededor del mundo para inspirar, educar y preparar a niños y jóvenes facilitándoles el acceso a estas cuatro áreas de conocimiento.

Forma Roboti-K se fundó en 2018 con el objetivo de acercar las ciencias y la tecnología a los más jóvenes de forma lúdica y entretenida. Si bien la colaboración con Amazon empezó en 2019, el proyecto Educar en STEAM se está implementando a lo largo de 2022. “Amazon cubre tanto la formación como el material robótico que se utiliza durante los talleres que incluye Legos Education Spike Essential para educación primaria y Bee-bots con sus bases de carga para los cursos de infantil”, cuenta José.

Bee-bots con sus base de carga negra. Seis avispas con interruptores de color naranja y verde.
Un total de 1300 alumnos ya han participado en los talleres Educar en STEAM.
Robot creado con Legos Education Spike Essential. Tiene dos ojos con dos patas y unas palancas como si fuera un toro.
El proyecto tiene como objetivo hacer más accesible la robótica a aquellos niños y jóvenes de comunidades minoritarias y desfavorecidas en los municipios donde Amazon opera.

Un proyecto particular

Desde Forma Roboti-K han querido añadir al proyecto la letra A de arte: “Porque desarrollar la parte artística y creativa en la programación es imprescindible”, afirma José. “En estos talleres les enseñamos que la tecnología evoluciona y solo con arte se pueden encontrar soluciones eficientes en una realidad cambiante”. Así que, como señala José, “nunca hay que replicar, siempre hay que crear”.

La segunda particularidad es que el personal docente participa en las formaciones: “El objetivo es que adquieran las herramientas necesarias y tengan el conocimiento adecuado del proyecto para poderlo continuar después de nuestro paso”, explica José.

Y la tercera característica es que, una vez terminada la formación, el equipo de Roboti-K sigue el acompañamiento: “Estamos en contacto constante con las escuelas para promover que la programación y la robótica sigan formando parte del proyecto educativo”.

“Lo que más me ha sorprendido es como los alumnos del aula de capacidades diversas han participado activamente en los talleres. Fue muy emocionante ver cómo eran capaces de programar”
Pilar Cortés
Jefa de Estudios y tutora de sexto de primaria del CEIP Fernán Caballero de Dos Hermanas (Sevilla)

Escuelas y ayuntamientos de la mano

La implicación de los gobiernos locales también es muy importante para asegurar el éxito y continuidad de la formación como afirma Raúl Broto, concejal de Educación del ayuntamiento de Mollet del Vallès: “La colaboración entre la administración pública y el sector privado es clave para formar a nuestro alumnado en igualdad de oportunidades para el presente y el futuro. Desde el ayuntamiento apoyamos la formación en programación y robótica educativa como una oportunidad para que nuestros ciudadanos más pequeños y jóvenes aprendan más sobre el mundo tecnológico”.

En el centro educativo CEIP Fernán Caballero de Dos Hermanas (Sevilla), Pilar Cortés, jefa de Estudios y tutora de sexto de primaria, tiene claro que los 11 talleres realizados en su centro, en los que han participado 330 alumnos, son importantes para conseguir la igualdad de oportunidades de todos los niños, sea cual sea su entorno social: “Si bien es verdad que, a raíz de la pandemia, gracias a las donaciones, conseguimos que todos nuestros alumnos tuvieran acceso a la educación online, el mundo de la programación ha sido algo nuevo en nuestra escuela y estamos muy contentos de poder ofrecer esta oportunidad de formación a nuestros alumnos”.

En una aula de un centro educativo está de espaldas un alumno con mascarilla quirúrgica de color negro y una camiseta negra de manga corta delante de un ordenador y agarrando el ratón conla mano derecha. Encima de la meva unos papeles y unas piezas.
STEAM es el acrónimo de las palabras inglesas ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas.
En una aula de un centro educativo está de espaldas un alumno con mascarilla quirúrgica y una camiseta blanca de manga corta. Tiene el pelo negro y las manos debajo de la mesa. Al lado se ven los pies una mano de un chico con pantalón corto de color rosa. Y agarrando una robot, una mano de adulto. En una mesa tienen un juego de Lego.
Los talleres Educar en STEAM están impartidos por la Escuela tecnológica y creativa de Forma Roboti-K y financiados por Amazon.

El día después en las escuelas

“Estos talleres han sido un primer contacto, estamos animados y el material es todo un éxito”, explica Pilar que asegura que cuando les llegó la información desde el ayuntamiento no dudaron en querer participar. Lo que más le ha sorprendido es: “Como los alumnos del aula de capacidades diversas han participado activamente en los talleres. Fue muy emocionante ver cómo eran capaces de programar”.

Forma Roboti-K tiene previsto para este año seguir haciendo talleres en otros centros educativos de la geografía española. Las próximas formaciones se realizarán en Corvera (Murcia).