Fue la primera de sus hermanos en entrar a la universidad. El pragmatismo y la necesidad de entender la naturaleza y la materia, le hizo escoger la carrera de Ciencias Químicas. Alexandra Sierra, Jefa de Operaciones Prime Now Madrid, es una mujer de ciencias en el mundo de la logística. Su pasión es el periodismo y, como gran comunicadora que es, participó en g4g @work con Amazon contando su experiencia. Una jornada organizada por la asociación greenlight for girls (g4g) en Amazon para fomentar que las mujeres estudien ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas (STEM).

g4g @work con Amazon se celebró el pasado 20 de octubre y 40 chicas, de entre 10 y 13 años, participaron en actividades tan diversas como un tour por el centro logístico de San Fernando de Henares (Madrid) o talleres sobre ADN humano, descifrar códigos o robots.

Preparar la mente

Madrileña de nacimiento y gallega de adopción, estudió Química en Santiago de Compostela: “Mi vocación eran las letras, pero siempre he pensado que el futuro es de las ciencias. Así que me decanté por una carrera que aunara mis inquietudes de entender de dónde venimos”, afirma Alexandra.
Si bien ella es de la opinión de que todo el mundo debe estudiar lo que le apetezca, cree que las ciencias te abren muchas puertas: “Las matemáticas estructuran tu mente y te permiten, por ejemplo, ser más preciso analizando datos”, explica Alexandra. A las jóvenes que participaron en el evento les transmitió que la mentalidad y la actitud frente a la vida son muy importantes para conseguir ser feliz: “Con fuerza de voluntad y esfuerzo se pueden conseguir muchas cosas”. Y así de claro lo tenían las participantes como Itziar Barrenechea: “Si yo trabajara en Amazon me gustaría ser programadora de sistemas”. Todas ellas sorprendieron durante los talleres por su alto nivel de conocimientos técnicos.

Si tuviera un hijo le diría que estudiara algo relacionado con las nuevas tecnologías
Alexandra Sierra, Jefa de Operaciones Prime Now Madrid

“Ahora hay un montón de profesiones que no son tan conocidas o populares. Si tuviera un hijo le diría que estudiara algo relacionado con las nuevas tecnologías”, afirma Alexandra que recuerda que cuando estudió los ordenadores eran muy escasos en las casas.
Se calcula que el 90% de las profesiones del futuro van a tener una base tecnológica. Pero la presencia de las mujeres aún no es paritaria. Según la UNESCO, el 35% de los estudiantes de STEM en educación superior de todo el mundo son mujeres. Y dentro de las diferentes disciplinas, solo el 3% de las estudiantes de educación superior eligen estudios de tecnologías de la información y comunicación (TIC). En España, la presencia de mujeres en las carreras de ingeniería es del 30% y en las TIC del 10%.

La ciencia de la empatía

A punto de cumplir 40 años, su carrera profesional está llena de éxitos y casi todos en un mundo masculinizado: “Cuando acabé la carrera quería independizarme y empecé trabajando en un laboratorio en Málaga. Pero quería trasladarme a Madrid y la primera oferta que vi pedían jóvenes titulados en ciencias y que tuvieran idiomas”, recuerda Alexandra. Así fue como empezó en el mundo de la logística. La sorpresa y el reto más grande fue la gestión de los equipos: “La inteligencia emocional y las habilidades sociales son muy importantes y es a lo que he dedicado gran parte de mi carrera”. Con 23 años, Alexandra tuvo a su cargo 120 personas y, aunque nunca se ha sentido discriminada, asegura que en los inicios tuvo que hacerse valer: “Al principio me llamaban niña”.

Cuando llegó a Amazon, hace siete años, entró para el lanzamiento del primer centro logístico en España y ahora es la Jefa de Operaciones de Prime Now Madrid. Por su cargo ejecutivo ha tenido la oportunidad de conocer la realidad de centros logísticos de toda Europa: “En España la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad en el mundo de la logística aún es minoritaria, pero la tendencia está cambiando y en Amazon cada vez hay más ingenieras de software o expertas en machine learning”.