Setenta bailaoras vestidas de rojo, dirigidas por la coreógrafa Beatriz Herrera dan la bienvenida a la campaña navideña bailando, en la torre de almacenaje, cuatro grandes clásicos, entre ellos Amor Brujo de Manuel de Falla o Granada de Agustín Lara, interpretados por un grupo instrumental formado por una guitarra flamenca, cajón, piano, oboe, violonchelo y violín.

A mí me gustan los retos y estoy muy contento de haber colaborado dando energía a los trabajadores de Amazon.
Rafael Amargo, bailaor

El broche de oro lo pone el reconocido bailaor Rafael Amargo que, subido a un escenario de 2,5 m de altura y arropado de dos bailaores, Olga Llorente e Isaac de la Sierra, se arranca con un zapateao lleno de garra que se convierte en la delicia de todos los trabajadores del centro logístico. “A mí me gustan los retos, y aunque tenía miedo por la altura a la que he tenido que bailar, estoy muy contento de haber colaborado dando energía a los trabajadores de Amazon”, asegura Amargo.

Esta celebración sirve para dar la bienvenida a la campaña navideña. “A ritmo de flamenco contagiamos el entusiasmo a nuestros equipos y ayudamos a Papá Noel y a los Reyes Magos a repartir ilusión a las familias españolas”, concluye Alberto González, Site Leader.