Todos ellos coinciden que Navidades es sinónimo de reencuentro alrededor de una mesa ya sea con familia o con amigos: “Iré a Sintra (Portugal) porque allí está mi familia y pasaré unos días en Murcia, que es donde nací”, cuenta Isabel Solano, Vendor Manager Moda. María Pérez, Marketing Manager Informática-Oficina-Papelería, explica con una sonrisa que en su casa son tantos que tienen que hacer turnos para comer y cenar. Para Patricia Aymerich, Marketing Manager Belleza, esta Navidad será especial: “Me he ido a vivir sola y este año me apetece mucho estar en familia”.

En Amazon ponemos el árbol de Navidad al volver de las vacaciones de verano
Patricia Villanueva, Vendor Manager Bebé

Tradición en casa y en el trabajo

Los amazonians llegan noche del 24 de diciembre después de unos intensos meses de preparación: “Nosotros ponemos el árbol de Navidad al volver de las vacaciones de verano”, explica Patricia Villanueva, Vendor Manager Bebé. Según Borja Zabalza, Brand Specialist Belleza: “Cuando llegan las pillamos con más ganas”. Y es que España tiene una particularidad respecto al resto de Europa: “Nuestras Navidades son mucho más largas porque duran hasta Reyes. Y sus majestades también reparten regalos”, explica Borja, aunque para a él, Nochebuena es del Olentzero.

Los preparativos no solo son propiedad de Amazon. En muchas de las casas aprovechan los días antes de Navidad o Reyes para organizar actividades familiares tales como montar el belén, ir a comprar los productos para las comidas especiales, etc. Y si por algo se caracteriza este periodo es por mantener intactas las tradiciones que se mantienen a pesar del paso del tiempo. Como en casa de María: “Corremos todos la San Silvestre, una carrera muy madrileña de 10 km que nos sirve para cerrar el año de la mejor manera”. O la familia de Alex Sopeña, Marketing Specialist Juguetes: “El día de Reyes nos despertamos primero los cinco hermanos, avisamos a los padres y bajamos al salón. Cuando abrimos la luz nos seguimos encontrando los regalos acompañados de globos, como cuando éramos pequeños”.

Marian Oliveira es portuguesa y trabaja en las oficinas corporativas de Amazon en Madrid. En la foto está enseñando a su perro, un labrador de color negro, cómo conseguir caramelos dentro de un juego de plástico que se encuentra en el suelo de un parque.

¿Cómo sorprender a los tuyos?

Con nostalgia reviven la magia navideña perdida con los años, pero con ilusión esperan estos días tan especiales rodeados de familiares para los que también tienen algunas sorpresas preparadas: “A mi novia le voy a regalar una bici eléctrica para que pueda llegar al trabajo a tiempo”, explica Borja Velasco, Brand Specialist Deportes. En el caso de Marina Oliveira, su perro es el protagonista: “Desde hace cinco años todos los regalos son para Bu. He encontrado un juego para que encuentre chuches escondidas”. Y Patricia Villanueva tira de imaginación para sorprender a su prima que acaba de tener el noveno hijo: “Como tiene de todo he pensado en un proyector de estrellas con música”.

Recuerdos imborrables

Olimpia Gascó, Product Management Libros, se acuerda de una cena mítica con Papa Noel. Borja Velasco evoca el año en el que los Reyes llegaron en avión a la base militar donde vivía con su familia. Y Marina Oliveira recuerda: “Un año Santa Claus apareció en la terraza de mi casa y me hizo descubrir los regalos con un juego de pistas”.

Marina Escolano, Marketing Manager Electrónica sigue rememorando emocionada cuando unas Navidades que estudiaba en Boston no conseguía volar a España debido a la nieve y su madre decidió que sin ella no celebraría Nochebuena: “Al final llegué y como mi madre no había comprado nada, cenamos jamón y tortilla de patatas”.